«El 98% de las sustancias psicoactivas sintéticas en Medellín están adulteradas», según estudio de riesgo químico presentado en el congreso Consumos Conscientes

Tras dos días de conversación en torno a la descriminalización del consumo y mitigación de riesgos en usuarios de sustancias psicoactivas, culminó el congreso Consumos Conscientes, un diálogo público que reunió a más de 3.000 personas en el Teatro Camilo Torres Restrepo de la Universidad de Antioquia, además de contar con transmisión en redes sociales de la presentación de resultados.

También se realizó el concierto del grupo musical de Piedecuesta, Velandia y la Tigra, que contó con transmisión y presencia de más de 1.100 personas en el teatro. El concierto se realizó con interpretación en Lengua de Señas Colombiana por solicitud de la población sorda, lo que posibilitó un espacio de diálogo para el reconocimiento de los derechos de esta población. Igualmente, todos los espacios académicos contaron con interpretación en LDS.

“Nuestros jóvenes están corriendo riesgos en los territorios; la ilegalidad de las sustancias psicoactivas impide que haya información suficiente para tomar decisiones conscientes y seguras. Creemos que debemos darles las herramientas informativas necesarias y a su vez, poner en discusión la descriminalización de los usuarios de sustancias. La masiva asistencia a nuestro congreso Consumos Conscientes nos dice que la ciudad quiere hablar de este tema. Seguiremos amplificando las conversaciones que durante décadas fueron condenadas a ser susurros”, indicó el secretario de la Juventud, Santiago Bedoya Moncada.

El evento académico finalizó con la presentación del estudio de riesgo químico de sustancias psicoactivas circulantes en Medellín, investigación pionera en el país que deja hallazgos importantes para la ciudad. El proceso se desarrolló a partir de octubre de 2021, en conjunto con el Departamento de Farmacia de la Universidad Nacional. Consistió en una recolección de muestras de diferentes sustancias que posteriormente fueron caracterizadas químicamente y sometidas a un análisis farmacológico y toxicológico en laboratorio.

“Estas investigaciones son clave como política de salud pública, como política de inclusión a las personas que consumen drogas de abuso y es muy necesario que se sigan haciendo este tipo de estudios, que sean más periódicos para conocer la dinámica del riesgo químico asociado a este tipo de sustancias”, dijo el profesor Jorge Ariel Martínez, investigador de la Universidad Nacional de Colombia.

El estudio estableció que el 98 % de las sustancias analizadas, a excepción del cannabis, contenían adulterantes, lo que aumenta los riesgos en su consumo. Otro de los resultados es que entre las drogas sintéticas, como el éxtasis y el 2CB, se encontró una nueva sustancia no reportada anteriormente en el país y que hace parte de un grupo conocido como catinonas sintéticas (sales de baño). De acuerdo con casos presentados en otros países, según indica la Universidad Nacional en el estudio, se deduce que puede ser de alta peligrosidad.

La investigación agrupó las sustancias en cuatro tipos: cannabis, cocaína y derivados, opiáceos y drogas sintéticas. Frente al primer grupo, el mayor en número de muestras recolectadas, se encontró que casi el 37 % de estas procedía de autocultivo y que las que tenían un balance entre THC (componente psicotrópico) y CBD (componente terapéutico), resultan menos riesgosas para la salud.

En el grupo de cocaína y sus derivados, se estableció que el 47 % de las muestras contiene levamisol, medicamento antiparasitario de animales. La mezcla de este componente con cocaína puede ocasionar enfermedades como vasculitis severa e insuficiencia renal.

Sobre los opiáceos, grupo en el que se encuentra la heroína, el estudio arrojó que sus usuarios la combinan con otras sustancias como cocaína y cannabis y el 95 % la consume de forma inyectada, lo que aumenta su riesgo, que es de los más elevados dentro de las sustancias analizadas.

En cuanto a las drogas sintéticas (2CB, LSD, MDMA o éxtasis, entre otras), se encontró que presentan un alto nivel de sustitución, al punto que, por ejemplo, el 77 % de muestras de LSD no contiene esta sustancia y en un 94 % de las de 2CB ocurre lo mismo. Los principales adulterantes son ketamina, el plastificante ftalatos, cafeína y otras sustancias psicoactivas. La presencia de estos componentes hace que los efectos tóxicos sobre el organismo sean mayores.

Otra de las conclusiones sobre este y diferentes grupos de sustancias es que no existe una relación precio-pureza en las sustancias más costosas, lo que lleva a una falsa sensación de seguridad entre quienes las adquieren.

“Creo que este primer congreso Consumos Conscientes es de gran ayuda para la generación y la construcción de conversaciones de gran importancia, tanto para los usuarios, como para conocer las problemáticas y las necesidades de las comunidades. Pero lo más importante es que esta conversación se genera desde la institucionalidad, desde la misma gobernanza. Entonces es de gran importancia que la Alcaldía haya tenido en cuenta estos temas para conversarlos, debatirlos y para que las comunidades se unan mucho más, en torno a lo que podemos lograr hacer y construir, frente a diferentes problemáticas que nos aquejan”, expresó Angie Giraldo, una de las asistentes al congreso.

Los resultados del estudio de riesgo químico de sustancias psicoactivas circulantes en Medellín son un insumo para la academia, las políticas en salud pública y la ciudadanía en general. El objetivo de la investigación fue proporcionar a las juventudes usuarias de sustancias psicoactivasinformación objetiva, científica y actualizada sobre los riesgos asociados a la composición de las sustancias que consumen.

Los diálogos sobre un tema que ha sido abordado desde una mirada prohibicionista contribuyen a una mejor intervención del estado con programas de mitigación y reducción de riesgos para los consumidores. El estudio completo puede consultarse en www.medellinjoven.com.

– Cerca de 3.000 personas asistieron al evento, que contó con siete conversatorios, un concierto y más de 20 expositores.

– El estudio reveló que en Medellín circula una sustancia no reportada antes en el país y cuyo riesgo toxicológico puede ser alto, según casos conocidos en otros lugares del mundo.

– El evento finalizó con el Concierto Conscientes, una presentación de Velandia y La Tigra, que fue transmitida por las redes sociales de la Secretaría.





Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*